lunes, 8 de marzo de 2010

COMO MUESTRA, UN BOTÓN


Pues sí. Con el título de este post, me refiero a que he vuelto a retomar mi quilt del Jardín de la Abuela (o de la Gata en este caso). Y como muestra, una foto.
Cogí las dos mitades terminadas, las planteé sobre mi cama, decidí cómo las uniría y me senté en el sofá mientras veía una película, a coser lados de hexágonos.
Las que hayáis hecho esta técnica sabéis que hay que estar moviendo continuamente la labor siguiendo los lados del hexágono.
A Pelusa, mi gata, le encanta dormirse en mi regazo, (sobre todo si está el brasero puesto) pero no lleva nada bien eso de que la anden molestando, bueno, como cualquiera, sea gato o persona. Pero como yo tenía toooodo el quilt sobre mi regazo, y no se podía acostar, empezó a dar vueltas, subiéndose a la mesa, maullando, hasta que se me ocurrió levantar el quilt (empiezo a entender su lenguaje gatuno). Se subió a toda velocidad a mis piernas y se acostó.

¿Y ahora qué iba a hacer yo que había decidido unir las dos mitades que ya tenia acabadas? ¿Con la cantidad de movimientos que tenía que darle al quilt? Pues, nada, ni me lo pensé: Si quiere aprovecharse de mi regazo, tiene que soportar mi quilt.
Y se lo puse por encima. Quedó toda tapadita. Yo supuse que o bien se iba a descansar a otro lado, o se pondría a mordisquearme "las flores". Las niñas la buscaban. ¿Dónde está Pelusa? Entonces, supongo que atendiendo a la llamada de las niñas, pero más bien un poco asfixiada de calor, con el brasero, mis piernas, el quilt y el calor que ella desprende, sacó su cabecita por un huequito. Yo pensaba que se iba a darse una vueltecita molesta conmigo por el peso del quilt, pero cogió la postura que se ve, se quedó dormidita y aproveché para hacerle la foto.

2 comentarios:

najma dijo...

el quilt seguro que qudad precioso terminado, y la gatita ¡qué te voy a decir! :), se la ve muy cómoda
que tengas un estupendo día
un besito

Kela dijo...

Ayyyss qué mona ahí tan tapadita,jejeje